viernes, 16 de junio de 2017

Sobre el Compromiso

Hace unos días vengo pensando sobre el compromiso de la gente para hacer determinadas cosas. Pensaba si había bajado ese nivel de compromiso en la gente, o si es el mismo de siempre en promedio.

Los voy a poner en contexto: En un negocio que tengo inicié una actividad recreativa que muchos estaban esperando. Y funcionó muy bien, con muy buena respuesta. Pero después, todo fue bajando a un nivel donde ahora lo tuvimos que suspender un poco porque son muy pocos los interesados en continuar.

Los que andan caminando por mi ciudad comentan: "Es así acá. Siempre igual esta gente. Van al comienzo porque todos quieren ver y estar en lo nuevo". Esto es sin duda cierto, pero mi análisis va más allá. Trato de ver por qué existe esta falta de compromiso en la gente de mi ciudad.

Me analizo y veo a qué estoy comprometido. He iniciado y terminado trabajos muchas veces. Nunca hice una misma actividad de la misma forma y en el mismo lapso de tiempo que en la época de mi padre, donde uno conseguía un trabajo y estaba ahí por treinta años hasta que se jubilaba. Si tenés cuarenta años o más, sabrás a lo que voy. Nuestros viejos no cambiaban de trabajo como cambiamos nosotros. Eso era un nivel mayor de compromiso.

Por otro lado pienso: Ellos tenían miedo de perder su trabajo y no conseguir uno nuevo y por eso el compromiso? Ahora es más fácil renunciar y conseguir otra cosa. No es tanto como antes?

Acaso el incremento de posibilidades en una sociedad es inversamente proporcional al nivel de compromiso?

Continúo con el análisis sobre mi mismo: A qué me comprometo? (y me lo pregunto de forma rígida, sin mentirme a mi mismo. Hablo de compromiso donde siempre religiosamente haga lo mismo) Y la respuesta aparece rápido: 
  • A la familia.
  • A estar trabajando.
  • A mirar series y películas cada noche.
  • A jugar al fútbol una vez por semana.
No agrego cosas como "salir a cenar los fines de semana" porque siendo sincero, no lo hago. Sí, salgo a cenar pero no es algo que lo vea como compromiso. A veces nos quedamos en casa en reunión. Y si hacés eso, ya no lo podés poner como compromiso. Compromiso sería si llevo a mis amigos o familiares a cenar afuera. Lo mismo pasa si pongo "ir al bar" o "ir a la disco".

"Ir al cine" tampoco porque en realidad voy al cine de vez en cuando. Si encuentro una película que me guste para ver. Sí pongo "A mirar series y películas cada noche" porque ahí es diferente: yo puedo buscar el contenido que me gusta.

A la familia me comprometo, si. Las razones me las prefiero guardar en privado.
A estar trabajando me comprometo porque me conozco: no puedo estar inactivo, sin hacer algo. Y de paso, en esa necesidad, sale el dinero para vivir.
A mirar series y películas me comprometo porque amo el cine.
A jugar el fútbol me comprometo todas las semanas porque amo jugar al fútbol.

Analizo las dos últimas y dejo de lado lo del trabajo, porque con el asunto del trabajo, es mi biología la que me hace estar comprometido. Y ya ahí no puedo hacer mucho para sacar algo definitorio de este texto.

Me interesan las dos últimas: El amor por el cine y jugar al fútbol.

En mi caso: Si es el amor lo que me compromete... Mi pregunta de reflexión en todo esto sería: Acaso amamos poco y por eso tenemos poco sentido del compromiso?

Yo creo que si. Una ciudad con gente poco comprometida es una ciudad con gente que ama poco.
 

sábado, 22 de abril de 2017

Otra vez escibo sobre felicidad

Acá va mi modesta definición: "La felicidad es la ausencia de miedos"

Y, en un sistema con errores, no puede existir la felicidad. Siempre habrá fallos de los cuales temer.

La gente disimula su pesar (a todo nivel social) Unos lo disimulan porque asi le enseñaron de chiquito. Otros lo disimulan porque es conveniente para seguir perteneciendo al círculo social donde se mueven. Y otros no tienen idea por qué lo disimulan.

El peor pesar del millonario es la soledad. En un mar de cosas materiales y logros alcanzados, falta la compañia de gente a quien querer. Y con quien despertarse un domingo por la mañana.
El camino del millonario está lleno gente desechada para poder acaparar cada vez más necesidades materiales. La gente que acompaña al millonario se deja de lado y recién se aprecia cuando ya no está.
Pero todo eso se tiene que disimular. El pesar del millonario está disimulado para poder demostrar la integridad tan necesitada en ese nivel social.

La clase media tiene dos tipos de personas que sufren los resultados de un sistema horrendo: Están los que no emprenden y se quedan por años con simplemente lo que les llega a su vida, pateando pequeños problemas que a veces les parecen enormes. Y lo hacen porque eso le dijeron de chico, que lo mejor es no meterse en problemas. Para ellos, el sistema horrendo ha inventado la TV, los nuevos modelos de autos que salen cada año y las salidas de domingo a pasear.

El segundo tipo de persona de la clase media es el que ignora totalmente. No sabe del bien o del mal. Vive con un cerebro drogado pero sin químicos. Ven pasar las cosas de una forma totalmente agena. Este tipo de personas vive una felicidad aparente. El precio a pagar? Que solamente se sobrevive, no se vive. La vida del humano está para experimentar sus momentos. Somos más que animales: Porque los animales están contentos en un ambiente fuera de peligro y con sus dosis de comida cada día. Porque ese fue el motivo primordial en nuestra era pasada.
Pero luego dimos un cambio, nos vimos de repente con un ego al que alimentar. Este ego nos dice que podemos hacer algo más y no solamente estar sentados todo el tiempo esperando por comer o reproducirnos...
Vivir como vive un animal es la mejor simulación de felicidad, si...

Qué tengo para aportar? Yo soy un convencido que un sistema social no debe terminar nunca de modificarse. Debe funcionar como un software de computadora, el cual recibe siempre nuevas actualizaciones a medida que se van descubriendo fallos o para agregar mejoras. O para quitar lo que ya no sirve.
Ojo, que no se confunda. No estoy hablando de leyes. Las leyes son el peor invento de todos los tiempos y pocos se dan cuenta. Una ley establece una prohibición. Y decime: Quién obedece todas las leyes? Vos lo hacés? Por supuesto que no. Ni yo tampoco... Entonces me pregunto: Para qué seguir insistiendo en esta errónea metodología cuando sabemos que sirven para nada?

Pensemos, es difícil porque el cerebro no quiere pensar, pero eso es una charla para otro momento... Hasta luego.

viernes, 3 de marzo de 2017

Esa argentina necesidad de decir lo mal que estoy

La verdad es que esta es una crítica no solamente vieja sino repetida. La voy a escribir hasta que me muera o hasta que se erradique.

En Argentina, aquí donde vivo, hay una enorme necesidad inconciente de decir lo económicamente mal que se está. Ves entonces por la calle a una cantidad de gente repitiendo lo mismo día tras día...

Pero ojo, a no confundirse, querido lector no-argentino... estas personas que todo el tiempo se quejan de lo mal que les va, tienen mucho dinero y bienes materiales. Se quejan simplemente porque saben de los efectos secundarios que se producen si hicieran lo contrario. Efectos a enumerar:

1) Efecto "este debe andar en algo sucio o es narco".
2) Efecto "prestame que después te lo devuelvo".
3) Efecto "ya se le va a acabar, a este nariz parada".

(entre otros... pero puse estos tres porque son los más interesantes para mi análisis)

Estos efectos suceden solamente en un país o región donde prevalece la competencia a muerte entre sus habitantes. Donde en vez de reinar el amor y la empatía entre las personas, gobierna la ira cruel y desmedida.

El primero de los efectos es causado debido a que Argentina es un país sin ley. Es muy cierto que muchas personas con mucho dinero son el resultado de hechos delictivos y abusos de la ley o el amiguismo entre personalidades con puestos de poder en la cadena de mando nacional. Pero también hay gente que ha logrado acumular fortuna material en base al duro trabajo durante toda su vida. Y, lamentablemente, siempre quedarán opacadas por los otros, los fuera de la ley y serán tratados con la misma furia callejera!

El segundo de los efectos es más peligroso, debido a la ENORME falta de empatía de la gente. Muchos disfrazan su bienestar económico anunciando un malestar inexistente debido a que otros empiezan a pedir dinero prestado. Dinero que raramente se devuelve. Este particular defecto de no devolver el dinero prestado se debe a que se asume que si alguien está nadando en fortuna material, poco necesita el dinero que el otro tanto añora y pide prestado. Es una actitud deleznable, sin duda. Quien pide prestado no tiene la menor idea de cuánto le ha tomado al otro ganar ese monto que ahora dispone para gastar. Y, seguramente, quien pide prestado asume que el dinero fue logrado siguiendo el punto uno del efecto argentino, enumerado apenas en el párrafo anterior.

El tercero de los efectos se debe a la gran competencia -y por ende- envidia que siente la población por sus semejantes. Esta envidia crece a medida que más cercanos somos con esa persona afortunada. Si es pariente directo, uf! estamos hablando de una bronca, de un enojo pocas veces visto. Y, lo más gracioso de este efecto, es que quien envidia no hace nada para poder tener un mejor pasar económico. Los que envidian son generalmente personas con poca capacidad para trabajar o para emprender y estudiar. Son personas que más bien tienen una misma ocupación, siguiendo una misma rutina por unos veinte y pico de años, haciendo que nada cambie. Mientras que, el sujeto envidiado, es una persona que lucha y que anda detrás de una mejora profesional y económica, pasando por las mil y una situaciones que lo lleva a estar donde está. Pero para quien envidia, poco importa, lo seguro es que crea que el dinero que ha hecho el envidiado haya sido siguiendo el punto uno del efecto argentino, enumerado apenas dos párrafos antes.



jueves, 23 de febrero de 2017

Crítica a La La Land

A pesar de que me gustó la peli, esta es una genial crítica a "La la land"... le da durísimo pero con puntos coherentes. Por ejemplo (alerta de spoiler!), habla de lo narcisista que son los protagonistas, al sacrificar el amor por sus carreras.

También habla de que la película gustó tanto porque va bien para nuestros tiempos, donde todo el mundo es narcisista, con tanto autobombo, fotos en Instagram y selfies.

Hay un punto que no apoyo y es donde dice que si el actor aprendió piano en tres meses para actuar las escenas del piano, entonces todo el mundo ahora irá diciendo que tocar el piano es así de fácil... En esto no apoyo porque generalmente para las películas se aprende solamente a tocar la/las pocas canciones que se van a tocar y nada más. Si le pides al actor que toque una escala de Fa, seguro no va a saber... Lo mismo se hizo miles de veces. La que más recuerdo es la de Ralph Maccio en Crossroads, donde tenía que tocar las partes en guitarra que había grabado el gran Steve Vai.

Volviendo a la nota donde se critica fuertemente a la película, me gustó la parte donde habla que se debate mucho sobre el tipo de personas que interpreta el actor. Esos supuestos amantes del Jazz, que logran con esa actitud de idolatrar a los músicos por ejemplo, matarlo al arte, en vez de revivirlo.

Me gustó la parte donde habla que (alerta spoiler!) al personaje masculino le importaba poco lo que decían los vecinos de la actriz, cuando él tocaba la bocina del auto de forma característica de llamarla para que salga y sepa que él la buscaba. Y de lo loco que resultaba que ella se paró frente a la pantalla del cine para buscarlo al actor, sin importar que nadie pudiera ver la película... Lo único que importaba eran ellos, en ambos momentos y todos los demás podían irse al mismísimo infierno.

Hace una buena crítica cuando la película hacer una referencia a Casablanca. Esa película en realidad mostraba un sacrificio de los personajes por amor, cuando por lo contrario, en La La Land se sacrifica el amor por las carreras de los personajes.

Link a la crítica en inglés:
https://www.theguardian.com/film/2017/feb/23/la-la-lands-inevitable-oscars-win-is-a-disaster-for-hollywood-and-for-us



domingo, 22 de enero de 2017

La democracia triunfa solamente si gana mi candidato

Por ahí miro como se dan las cosas con la gente en el mundo y no me cierran muchas actitudes que pretenden mejorar todo. Yo creo que lo empeoran.

Pongo el ejemplo màs cercano a esta fecha: Asume Trump como presidente de USA (tambièn ha pasado acá en Argentina cuando asumió el presidente Macri) y la gente que no lo votó sale a protestar.

Primero: Te guste o no, a toda la gente que protesta para que se vaya el elegido al poder, le importa muy poco los procesos democráticos, por ellos mismos defendidos Por ejemplo, en una elección, si gana el candidado que les gusta, entonces "triunfó la democracia". Pero, por el contrario, si pierde su candidado, entonces "algo pasó. La democracia no triunfó"...

Segundo: Sea quien fuere que haya ganado, lo importante ahora es mirar hacia adelante, adoptar una actitud positiva. Veo celebridades del cine y el canto a nivel mundial en las protestas. Usan su influencia para decir NO. Y yo me pregunto: Sería mejor usar su influencia para decir SI? Decir que SI a un movimiento que demuestre que el elegido va por mal camino?

Dejo en claro que nunca fui partidario de la protesta a gritos y con multitudes. Soy partidario de otro tipo de protestas, de las que más pesan y duelen a quienes querés escarmentar o encarrilar. Y la gente cree que no son efectivas porque son silenciosas y minúsculas, pero tengo algunas historias para contarte de mi vida que demuestran todo lo contrario.

Protestar para mi es empezar a hacer cosas nuevas para lograr lo que querés. Al contrario de lo que la mayoría de la gente hace (o sea, tratar de que el "afectador" deje de hacer lo que está haciendo)

Pero claro, el mío no es un camino fácil. Es lento, hay que trabajar mucho y hay que tener mucho estudio para que las probabilidades de éxito sean grandes. También hay que estar preparado para renunciar a casi todo y mudarte a otra cosa, sin morir en el intento. Y eso es algo que los humanos de las sociedades actuales no están muy decididos a hacer.


viernes, 20 de enero de 2017

El órgano más importante: La Vista

Te has puesto a pensar que todo lo que hacemos es por una cuestión de imagen?
Y si los ojos no hubiesen sido nuestro órgano más influyente? Cómo sería la vida del humano?

Todos sabemos que los ojos son todo para nosotros. Vemos a nuestros enemigos, vemos nuestra comida, vemos a nuestros seres queridos, etc.

En base a la vista es que creamos toda la sociedad que conocemos (por ejemplo: vemos a un desconocido y es la vista quien lo juzga primero). Y entonces fabricamos  banderas, colores, saludos, vestimentas (sin importar lo hipócrita que eso resulta ser porque tal vez en el fondo pienses todo lo contrario a lo que estás haciendo). Todo a la orden de nuestros órganos supremos: Los Ojos.

Yo pienso que si la vista no hubiese sido nuestro órgano referente para estar vivos, nuestras sociedades tendrían menos hipocresía y más cercanía a las personas. Más unidad. El ojo hoy día nos separa.

Pero entonces también podemos imaginar una sociedad que tenga ojos pero con un agregado de comunicación mental entre las personas. Esto lograría una sociedad totalmente diferente a la que conocemos. Imagínense que todos sentimos lo mismo porque nos comunicamos como un solo ser mediante la mente. Lo que sufre uno, lo sufrimos todos. Yo pienso que eso generaría unidad en el mundo humano.

Y quiero agregar un párrafo más pero antes voy a ponerte un ejercicio y que vos decidas si puede ser cierto o no: Por un lado ya sabemos que el humano sale de la órbita terrestre hacia otros planetas. También sabemos por otro lado que el humano es capaz de clonar seres vivos. Une entonces estas dos realidades y piensa que nadie nos impide viajar a (la Luna, por ejemplo. O Marte) para crear una colonia de humanos clonados. Y para qué hacer esto? Bueno, porque en un planeta fuera de la Tierra, nadie se quejaría o prohibiría experimentos de este tipo. Fuera de la Tierra no hay leyes ni moral. Esto es 100% posible de hacer hoy día. No estoy diciendo ninguna barbaridad ni actos de ciencia ficción. Hoy día la clonación de la soja, por ejemplo, es impresionante. Hay un avance enorme. Hay plantas clonadas para que crezcan en ambiente totalmente crudos.

Entonces avanzo y pregunto: Y si somos nosotros (los humanos) el resultado de experimentos de clonación de otra raza inteligente? Es totalmente posible, no? Y si estos seres inteligentes nos clonaron mezclando de todo un poco pero nos sacaron (o dejaron "dormida") esa parte del cerebro que nos permite comunicar mentalmente y que nos haría vivir como un único ser?

Y por qué la anularían? te preguntarás... Bueno, tal vez nadie quiere que el ser clonado sea exactamente igual de poderoso que el creador, porque nadie quiere perder el control sobre sus nuevas criaturas. Siempre uno tratará de ser más poderoso...

En fin, de la vista y los ojos a la clonación extraterrestre. En lindos líos me meto :-)