domingo, 3 de julio de 2016

5 Cosas que pasan en las redes sociales que demuestran tu baja autoestima

El signo más claro de baja autoestima es pedir confirmación de que lo que hacemos es lo correcto. Esto no se hace de forma explícita, porque sería ridículo estar pidiendo confirmación de nuestros actos a nuestros amigos o quien sea que tengamos adelante. Entonces lo hacemos de forma implícita, sin que se den cuenta.

Las mujeres con baja autoestima son las presas perfectas de los casanovas buscando una noche de sexo. Como macho buscador de sexo, basta con escucharlas y consentir todo lo que pregunten. Deciles que están en lo correcto todo el tiempo. Ellas se sentirán tan seguras que no se negarán a acostarse contigo... Y por qué? Porque creen que tú le darás seguridad, le darás una pareja, hijos y una vida de película romántica... pobres ilusas.

El error está en la crianza que dan los padres. Si, un poco es genética, obviamente, pero siempre es posible vencer o controlar a la genética, con una buena crianza o entorno.
Los padres que generan hijos con baja autoestima, son aquellos que siempre le estan diciendo lo que tienen que hacer, lo que está "bien" y lo que está "mal". No hay libertad de acción para chicos con futura extrema baja autoestima. Espero sinceramente que se aprenda de una vez por todas para que desaparezcan estas terribles personas, criando hijos que no sabrán para donde rumbear sus emociones cuando sean grandes.

Y esto pasa en una sociedad inculta, sin lectura, sin la capacidad de reconocer que todos hacemos las cosas mal y que siempre se puede mejorar.

Y ahí es donde llegan estas cinco muestras de acciones clásicas que se ven todos los días en las redes sociales, donde pedimos confirmación de lo que estamos haciendo está "bien".

1. Cuando subes fotos de lo que estás comiendo
Pides autorización a todos tus amigos para que te digan lo bien que comes (puedes estar buscando que te aprueben tu dieta, o que te aprueben el vegetarianismo que has emprendido o por lo contrario, que te aprueben la posibilidad de comprar y de asar una enorme cantidad de jugosa carne asada)
Si sientes que necesitas liberarte de esta acción, empieza a pensar que tu comida está bien, si es vegetariana o llena de grasa. Es lo que quieres comer y punto. A disfrutar!

2. Cuando publicas tu ubicación
Necesitas que todos se enteren que la pasas fenomenal. Que tienes plata para gastar o que sabes divertirte a lo grande. El hecho inclusive de generar envidia es bueno para alguien con baja autoestima. No porque sean malas personas, al contrario, son simplemente personas sumisas. Un alto nivel de envidia demuestra una gran aceptación de lo que está haciendo.
Si sientes que necesitas liberarte de esta acción, entonces disfruta del momento, viaja si quieres viajar y no porque necesitas demostrarle a los demás que no eres un hermitanio... Ser hermitanio también está bien. No a todos nos gusta salir y hacer viajes y conocer lugares. Simplemente así somos.

3. Cuando subes selfies
Un estudio de la Universidad de Arkansas demostró que las personas que suben selfies frecuentemente se sienten inseguras de su propia imagen, por lo que tratan de buscar siempre su mejor ángulo para compartir y buscar aceptación de que esa imagen está "bien", es "normal".
Tomar fotos de tus amigos y de tus hijos y poner comentarios sobre lo orgullos@ que estás de tenerlos, es simplemente una búsqueda de aceptación de ti mismo hacia ellos. Quieres convencerte que todo lo te hacen sufrir tus amigos e hijos (porque quieras o no, criar hijos no es fácil, hay momentos que piensas "me encantaría irme de viaje lejos y estar sol@ sin nadie") Esto que digo es verdad y quien sea padre y lo niegue, simplemente se está engañando a si mismo.
Entonces, para meterte en la cabeza que todo eso vale la pena, subes fotos y pones esa clase de comentarios.
Lo mejor es aceptar que criar hijos es un dolor de cabeza. Y que aceptar eso no significa que eres mal padre, simplemente eres humano. Pensar eso no significa que los vas a criar mal, es más, los vas a criear mejor porque no tendrás ese conflicto, esa guerra interna que te destroza.

4. Cuando publicas tu estado de ánimo
Desde que existe la vida, existe el acto de sumisión para buscar ayuda. No siempre decimos "estoy solo y necesito que me acompañes" porque tal vez esa perona te contestará algo como "no molestes que estoy ocupado" o cosas así... Entonces recurrimos a una estrategia muy manipuladora que es dar lástima para conseguir soporte moral.
Y a esto lo aprendemos desde que somos niños: hay millones de madres y abuelas que le dicen al niño: "Pobrecita la mamá que llora si no tomas la sopa" y entonces el niño toma la sopa porque no quiere ver a su mamá llorando.
Para mi, es una técnica horrenda que lo vemos como algo normal.

5. Cuando publicas lo que has comprado
Al igual que con las fotos, buscas aceptación que tu imagen es la correcta que quieres dar. Ya sea de una chica o un chico millonario, rodeado de ropa de marca. O también estás buscando aprobación para que todos digan que le compras lo mejor a tus hijos o a ti mism@. Pero sobre todo es con la imágen: quieres decir "soy rockero", "soy cool", "soy hippie", etc.
Lo mejor es liberarse de las etiquetas. Entender que no somos más que seres humanos y listo.
Pero esa necesidad de estar etiquetado tambien se obtiene lamentablemente desde niño en la escuela y con nuestros padres: Todo el tiempo te están diciendo lo que eres y lo que no eres. Lo mejor para que un niño crezca libre de etiquetas es decirle que es todo y que no es nada. Que él decide lo que quiere ser y lo que no quiere ser, sin la necesidad de que eso lo haga entrar o salir de un círculo o que ser o no ser le permitirá lograr objetivos o tener o no tener cosas materiales.