miércoles, 24 de octubre de 2012

Alejandro Dolina y el amor felíz

La única posibilidad para uno ser feliz, es renunciando a la idea de veracidad. La única posibilidad de disfrutar enteramente un amor, es no pidiendo garantía de veracidad a cada cosa que nos entusiasma. La actitud "escribanil" es lo peor para un amante. Un amante debe ser antes que nada, crédulo. Y si lo que tiene ante si es un engaño, ¡está bien igual! Lo peor que puede hacer un amante, es empezar con tareas "detectivescas" para desarmar su propio engaño. 

Lo primero que hacen cuando se consiguen una novia, es tratar de desmentirla. ¡Disfrútela, hombre! El amor no tiene otra cosa que inconvenientes. Toda legislación es en contra. Que tienes que ser fiel, que no tienes que mentir, que por qué saliste hasta tarde, etc. No hay manera de convencer al que no te quiere, que te quiera. Hay una posibilidad en un millón, y cuando a Ud. se le da esa posibilidad en un millón, lo que hace es contratar un detective para ver donde va la mina. Así que si a uno le toca por diez minutos en la vida, encontrar al ser amado, aprovéchelo, en vez de preguntarse en donde estaba a las cinco de la tarde. 

(A. Dolina)

(gracias Mariano por transcribirlo)

domingo, 14 de octubre de 2012

Y si nos vamos Open Source?

El software libre ahorra a la economía europea 450 mil millones de euros al año.

Hace unos días se hizo pública una investigación de Carlo Daffara, que dice que Europa se ahorra la espectacular cifra de 450 mil millones de euros al año gracias al software libre. Por supuesto, no todo es la diferencia de precio entre programas libres y privativos, que asciende a 114 mil millones de euros, un 30% del mercado de las IT actual.


Hace unos días se hizo pública una investigación de Carlo Daffara, que dice que Europa se ahorra la espectacular cifra de 450 mil millones de euros al año gracias al software libre. Por supuesto, no todo es la diferencia de precio entre programas libres y privativos, que asciende a 114 mil millones de euros, un 30% del mercado de las IT actual.
Ratón
Una de las ventajas que se le atribuye al software libre es que cuesta muchísimo menos que el software privativo. De hecho, es la razón por la que muchas administraciones se están pasando a proyectos abiertos. Sin embargo, hasta ahora no teníamos números, cifras de cuánto se ahorraba realmente al usar software libre.
Y yo ya lo vengo analizando desde hace mucho tiempo... Es la idea de irnos 100% Open Source en toda nuestra sociedad... 
Y qué significa esto? Me dirás, si eres una persona que no trabaja en sistemas o en algo relacionado al mundo de las computadoras.
Bueno, Open Source significa literalmente "Código Abierto" y es un término usado para nombrar a las aplicaciones que no tienen dueño. No tienen dueño porque todos colaboran desinteresadamente para llevar a cabo un sistema de utilidad para todos.
Esto es posible porque todos los miembros persiguen el mismo fin: Que la aplicación pueda serles de utilidad, se pueda cambiar cuando se desee y que no tengan que pagar nada por usarla.
Los programadores usan un sistema que les permite hacer cambios y llevar todo de forma ordenada, sin sobre-escribir cosas que otros modificaron. Todo está montado sobre una estructura que tienen años ya y es cada día mejor.
Pero seguramente te preguntarás de qué vive esta gente si es que nadie les paga? Bien. Hay muchos tipos de colaboradores. Están los que le dedican un par de horas al día solamente, mientras tienen otro trabajo que les permite ganar dinero para vivir. También están los otros programadores o grupos de personas que viven de las donaciones que todo el mundo hace para poder disfrutar de esa aplicación de forma totalmente gratuita.
Un ejemplo popular de esto es Wikipedia. Es un sitio web mundialmente reconocido y como sabrás, no hay publicidad ni tampoco reciben dinero de compañías o gobierno. Todo el dinero que se recibe para mantener al personal que trabaja ahí es mediante donaciones.
Y volviendo a lo que quería decirles, mi pensamiento desde hace un tiempo es sobre poder aplicar esta metodología en nuestras vidas diarias. En todo tipo de eventos. Vayamos a un ejemplo:
En mi ciudad (Paraná) tenemos un espacio en la costanera y se ve muy bien ahora. Pero en invierno por ejemplo se aprovecha poco y nada. Hace mucho frío para poder pasear. En verano se usa solamente para ir a pasear y estar al aire libre, escapando del calor infernal que hay dentro de nuestras casas.
No hay por ejemplo una cadena de restaurantes que se puedan aprovechar con una excelente vista al río. Tenemos muchas cuadras pero ninguna actividad para la gente local y menos para los turistas. En realidad, Paraná se recorre en un día o dos y no hay nada más por qué quedarse.
Entonces bien, supongamos que al intendente de turno se le ofrezca llevar a cabo este proyecto, el de colocar muchos restaurantes con comida de todo el mundo sobre la costa del río... Bien. Hay más posibilidades de que el político nos diga que NO. Y por qué? Porque hay muchas cosas en medio: Está primeramente el riesgo de perder los votos de la gente que no estaría de acuerdo con esta idea. Y ningún político haría algo que le reste votos en las próximas elecciones!
Después está todo el tema de conseguir los fondos y las licitaciones ocultas y el riesgo de caer en la acusación de malversación de fondos y todo eso...
En resúmen: Esto no es aconsejable en la política que tenemos hoy día.
Y este es un caso excelente para usar el Open Source (o Código Abierto). Porque esta decisión debe ser del pueblo. La mayoría debe votar para decidir si se hace o no el proyecto.
Pero ojo, no estoy hablando de que la gente debe decir cómo se debe hacer el proyecto. De eso se tienen que encargar los profesiones (en este caso, debe de haber arquitectos e ingenieros que determinen si es posible o no hacer algo como esto) Por más que la gente vote positivamente, estará en manos del profesional decir si esto es siquiera posible.
Usando una aplicación de código abierto (Open Source) se realiza la votación de cada habitante mediante el simple ingreso de su DNI y la elección de un SI o un NO. Todo a través de Internet y desde su casa o cualquier computadora conectada. Y, como todo es Open Source, cualquiera podrá consultar y mirar el registro de lo que pasa. El historial de cambios queda también a la vista de cualquiera, para que se sepa lo que ha cambiado.
El resultado final de un SI o un NO es decisión de la gente. El político no tiene nada que ver y por ende no tiene carga de responsalidades.
Una vez que la gente ha votado, se procede a solicitar el diseño del proyecto: Para esto se hace un concurso abierto a todos los arquitectos e ingenieros de la provincia. Se publican los espacios que se construirán y los materiales necesarios. Entonces, cada postulante coloca su precio. Además del precio debe poner sus observaciones y su historia constructivo. 
Todo siempre usando código Open Source para que se vea todo de forma limpia y simple. En este pedido de precios y servicio no debe tener términos técnicos más allá del entendimiento de la gente que va a votar. Todos esos puntos técnicos deben ser evaluados previamente por personal con conocimientos.
La gente vuelve a votar y uno de los estudios o empresas resultan ganadoras para llevar a cabo la obra. De la misma forma, con código Open Source se controla el avance y se mira que las condiciones se cumplan...

Y te podrías preguntar... Por qué los políticos estarían en desacuerdo con esta metodología?
Es simple: Porque ellos desaparecerían. Serían cada vez menos prescindibles. Es inconcebible para una mente que viva en la realidad del año en que vivimos, con tanto avance tecnológico, que acepte que un grupo de unas veinte personas decidan el destino de millones de personas en todo un país. 
Es hora de que las decisiones partan del voto de las mismas personas que van a disfrutar y vivir día a día el resultado de esas elecciones. Hoy día un político vota para hacer cambios en zonas de la ciudad que nunca recorre. Ni hablar de los servicios públicos que nunca utiliza.
Recuerda que:
1) Un sistema donde todo está abierto para todos (inclusive su historial de cambios) es imposible que haya ilegalidades que no puedan ser descubiertas.
2) Esto es verdadera democracia y no lo que tenemos ahora que solamente sirve para ver quién es el que ocupa el siguiente sillón.

Obviamente este escrito es el resultado de una idea que se me ocurre. No es un proyecto técnico. Asi que aguántate las ganas de comentar antes de tener en cuenta esto que digo.

Me parece simplemente que podemos ir por este lado para tener más opciones a nuestro favor y con mejores resultados.

El software libre ahorra a la economía europea 450 mil millones de euros al año

sábado, 13 de octubre de 2012

Qué prefiere?


...Ir al cielo acompañado de un tonto o al infierno acompañado de un sabio?

Mire, prefiero ir al infierno acompañado de un sabio. Porque si voy al cielo acompañado de un tonto, en poco tiempo éste lo va a convertir en un infierno. Es su naturaleza... En cambio, si voy al infierno con un sabio, tengo posibilidades de cambiarlo.

De la mitología india.

(Si el mundo es el paraíso... somos más los tontos?)

viernes, 5 de octubre de 2012

Telepáticamente posible

Estoy viendo un par de notas y documentales sobre telepatía. Sobre la posibilidad de pasarse información entre personas. Inmediatamente me vino a la mente el tema de los escépticos. Las veces que inclusive yo he sido escéptico en algo.

Y bueno, la respuesta a por qué somos escépticos es simple: No queremos que nos mientan.

Y que significa el hecho de mentir?

Según veo, alguien nos miente porque quiere que fallemos en algo (puede ser en una actividad o en una relación) Y, la razón para que nosotros fallemos (por ejemplo), está relacionado con un interés propio.

Hay muchos motivos para querer que alguien falle: La envidia, por ejemplo es la  posibilidad que tiene el otro y no yo para hacer, estar o decir tal o cual cosa. Porque esa otra persona, al poder decir, hacer o estar, se beneficia con un puesto o una posición social que yo no tengo.

Y el otro, al tener esa posición social o puesto de trabajo o actividad, tiene la posibilidad de ganar más dinero, o de ganar dinero haciendo menos esfuerzo, o ganar dinero haciendo lo que a mi, que le siento envidia no puedo. O porque simplemente envidio el tipo de actividad que hace para finalmente ganar dinero.

Siempre, detrás de toda envidia. Si vas al final de la cadena y logras atomizar el caso, te darás cuenta que es por una cuestión de dinero.

Resumiendo digo que el escepticismo es un mecanismo de defensa/contra-ataque ante un miedo muy fuerte de no pertenecer y por ende, no tener dinero.

Me imagino entonces un mundo que viva regido por una economía basada en recursos y no por el dinero. Sería entonces un mundo donde el escepticismo no tendría razón de ser.



La mirada del psicólogo

No es que yo sea psicólogo .. Ni mucho menos que sepa cuál es la mirada del profesional. Simplemente uso la frase como referencia para poder saber cómo actuar ante una situación muy, muy frecuente del ser humano:

El prejuicio.

Cuando conozco o veo a alguien "nuevo", en persona o por un medio audiovisual, tiendo a definir mis  veredictos para con esa persona. Y entonces me preguntaba cómo hacer para lograr la mayor objetividad posible.

Y se me ocurre mirar al otro con "la mirada del psicólogo" y, desde que lo he puesto en marcha, he logrado mi objetivo y es por eso que comparto la reflexión.

Se trata de ver a la otra persona como lo que es: Alguien con un pasado y cargado de preguntas sin responder.

Y creo que esa es la mirada del profesional que me refiero. Porque si vas a una consulta psicológica y lo primero que hace el analista es tildarte de "loco", de "histérico inbancable" o de "negro de mierda maleducado", entonces seguramente poco podrá hacer para ayudarte.

El profesional trata de ver más allá. Trata de ver al ser humano que hay detrás de esa persona, de esa máscara que usamos para convivir en sociedad. Trata de entender tu pasado y tu presente.

Con eso logra entender por qué ahora estás como estás y dónde estás.


miércoles, 3 de octubre de 2012

Investigación: Poses "de poder" mejoran tu vida

Amy Cuddy es una investigadora que ha demostrado mediante experimentos, cómo nuestro estado de ánimo es capaz que cambiar rotundamente con solamente adoptar poses de poder (Power Posses)

Nuestro cerebro procesa los estímulos que le enviamos conciente e inconcientemente.
De los concientes sabemos bien de lo que hablamos... Pero, de los inconcientes. Cuánto realmente sabemos?

 
 Amy Cuddy: Your body language shapes who you are | Video on TED.com