jueves, 29 de septiembre de 2011

La de la gripe, la vacuna “Terminator”

Año tras año cuando llega el otoño se insiste en la necesidad de vacunar contra la gripe. En apariencia por las mutaciones del virus. Pero en la temporada 2011-2012 se recomienda exactamente la misma composición de la vacuna previa de 2010-2011, y sin embargo se continúa con la insistencia en la necesidad de vacunar. Ahora, la inmunidad de la vacuna dura un año.

Además, la vacuna antigripal no protege a los adultos y niños sanos (no disminuye ni las muertes, ni las hospitalizaciones, ni las neumonías, ni las ausencias al trabajo ni a la escuela), ni tiene un efecto sobre la cadena de contagio. En los pacientes, su máxima efectividad es del 4,6% (se evitarían como mucho 16 muertes asociadas a gripe entre 100.000 vacunados).

A cambio de su dudoso o nulo efecto la vacuna contra la gripe produce daños ciertos, como se vio en 2010 en Australia, en niños, a modo de epidemia de convulsiones en algunos casos con efectos devastadores. ¿Hasta cuándo vamos a admitir la ausencia de ensayos clínicos a largo plazo de estas vacunas? ¿Hasta cuándo se va a pedir a profesionales y pacientes que se vacunen en contra de la ciencia y de la ética?


Vive Sana: La de la gripe, la vacuna “Terminator”

martes, 27 de septiembre de 2011

Hallan restos de una bruja en Italia

Un grupo de arqueólogos ha descubierto el esqueleto de una mujer que habría fallecido hace unos 800 años. El cuerpo ha sido hallado consiete clavos incrustados en la mandíbula, un castigo que, según han explicado los expertos, se aplicaba a las condenadas por brujería. El esqueleto de la mujer se encontraba sin mortaja ni ataúd, un hecho que señala a la mujer como "condenada".

Los restos estaban enterrados en la región italiana de la Toscana. En el informe los arqueólogos explican que la tortura con clavos también se llevaba a cabo en otras partes del cuerp,o y han confirmado que, alrededor de los restos, se han encontrado enterrados numerosos clavos que estarían prendidos a la ropa de la víctima. En este sentido, también se baraja la posibilidad de que los clavos enterrados tuvieran que ver con un ritual para evitar que la fallecida pudiera "resucitar".

Por otra parte, se ha encontrado otro esqueleto de mujer cerca del lugar, en este caso rodeado de 17 dados, número de la mala suerte e Italia. Los arqueólogos consideran que los entierros de estas dos mujeres podrían estar conectados por algún tipo de ritual de exorcismo.

Me llena de bronca leer estas noticias, sabiendo que todavía en el 2011 vivimos en sociedades que creen en cuentos de Hadas, como las cosas que pregonan las religiones.
Despertemos por favor de una vez por todas y demos paso al conocimiento que es lo único que nos mantendrá unidos y en paz.

Hallan restos de una bruja en Italia

miércoles, 21 de septiembre de 2011

El bicarbonato de sodio en nuestra salud

Nuestros cuerpos albergan una gran cantidad de bacterias y hongos que viven, crecen y sobreviven en armonía cuando estamos comiendo y viviendo saludablemente.

Pero pueden volverse altamente dañinos cuando el medio en donde viven se altera Esta alteración de ese medio es fomentada por dietas altas en azúcar o en hidratos de carbono, también por agua y aire contaminados, o por la destrucción de nuestra flora intestinal a causa del uso de antibióticos u otros medicamentos (quimioterapia).

Las bacterias y hongos se alimentan de las mismas sustancias de las que se alimenta nuestro cerebro. Cuando ingerimos en exceso, alimentos ricos en glucosa, también estamos alimentando en exceso a las bacterias y hongos que crecen y se multiplican desproporcionadamente.

El consumo de sustancias por parte de esa excesiva población desproporcionada provoca que el cerebro no reciba suficiente alimento, y como el cerebro es quien manda, inmediatamente emite las órdenes reclamando su ración. Allí es cuando sentimos la urgencia de correr a ingerir algo dulce, o hidratos de carbono (se convierten en glucosa), o alcohol. Y comienza así el círculo vicioso: al ingerir más, crece la provisión de azúcares, y con ello crece la multiplicación de bacterias y hongos, y esa población en crecimiento reclama más alimentos y sentimos la necesidad de ingerir más, y más, y más, y más….. Pero sucede que así como las bacterias y hongos obtienen su alimento de nuestra sangre, también vuelcan en ella sus desperdicios, toxinas que tornan cada vez más ácido el medio y que con el tiempo llegan a “envenenar” los tejidos. Para poder procesar las toxinas, el hígado las convierte en alcohol (ácido) y ese exceso de alcohol en nuestro organismo, nos produce una sensacion como la de estar borracho… mareado, desorientado, mentalmente confundido.

La acumulación excesiva de bacterias y hongos reduce la provisión de potasio y magnesio del cuerpo con la consecuente reducción de la energía celular que provoca fatiga en exceso, reducción de las fuerzas y la claridad de pensamiento, quita el entusiasmo, la ambición, la stamina; causa la liberación de radicales libres los cuales coadyuvan al proceso de envejecimiento. Otros síntomas de acumulación de bacterias y hongos son los ataques de pánico, ansiedad, depresión, irritabilidad, dolores de cabeza, dolores en las articulaciones, inflamación en vías respiratorias, sinusitis, estrés glandular y problemas menstruales. Muchos estudios científicos han coincidido en que la bacterias y hongos pueden llegar a causar enfermedades cuando se les permite desarrollarse en un terreno no sano (ácido).

A través de diferentes estudios científicos (*) analizando las células vivas de la sangre, se han observado formas de bacteria que viven en nuestro organismo (algunas incluso trabajan ayudando al cuerpo) las que dependiendo del medio en que se desarrollaban, a veces crecían y se alargaban volviéndose patógenas. En algunos casos, mutando de “bacteria” a “hongo”. (*) Dr. Gunther Enderlein, Alemania Dr. Robert Young, USA Dr. Federico Ituarte, Argentina y otros Pocos lo sabemos pero… …la acidez en el pH de los tejidos de nuestro cuerpo suele ser el sello distintivo del cáncer y de otros desequilibrios de la salud tales como: enfermedades cardiovasculares, problemas cerebrovasculares, patologías del riñon, trastornos inflamatorios y enfermedades del pulmon. El investigador Sang Whang, con 50 años de experiencia en el estudio del balance acido–alcalino, sostiene que: Es el exceso de ácido en nuestro cuerpo lo que cultiva el cáncer.

Y formula los siguiente postulados: 1) Las células saludables son alcalinas. 2) Un ambiente ácido contiene menos oxígeno que un ambiente alcalino. 3) Las células saludables mueren en un ambiente ácido, mientras que las celulas cancerosas mueren en un ambiente ALCALINO. Sugiere que todo tratamiento contra el cáncer debería comenzar cambiando el ambiente ácido a un ambiente alcalino. El Dr. Robert O. Young, actualmente el microbiólogo más reconocido a nivel mundial coincide con muchos científicos en que: “La Enfermedad es la expresión de un exceso de ácidos en el cuerpo humano” Robert O.Young es Doctor en Medicina, Microbiología y Nutrición.

Lleva 30 años realizando analisis de sangre viva y seca, y su investigación sobre el cáncer ha sido validada por un estudio científico británico. Diariamente atiende a 14 pacientes en su Centro “Milagroso pH” ubicado cerca de San Diego, CA. Su protocolo de “Estilo de Vida Alcalino” cuenta con un 100% de efectividad en quienes lo han aplicado y han logrado revertir un sinnúmero de enfermedades metabólicas. El Dr. Young, creador del concepto de la “Nueva Biologia”, es autor de reconocidos best sellers: “El Milagroso pH”, “Enfermo y Cansado”, “El Milagroso pH para Diabetes”, “El Milagroso pH para Perder Peso” y “El Milagroso pH para el Cancer” Como cada día más científicos, el Dr. Robert O. Young sostiene que: “Nuestro organismo fabrica y utliza bicarbonato de sodio como un sistema natural para mantener el diseño alcalino para prevenir la degeneración del tejido “. (Recordemos el característico sabor a bicabornato que muchas veces sentimos en la boca previo al vómito)

“La hiper-alcalinización de los tejidos corporales con bicarbonato de sodio es la manera mas segura, eficaz y natural para frenar cualquier condición cancerosa y muchas enfermedades y procesos inflamatortios más” Por años, el Dr. Tullio Simmoncini, oncólogo italiano, ha estado tratando el cáncer y destruyendo tumores mediante el uso de bicabornato de sodio. El Dr. Simmoncini manifiesta; “El bicabornato de sodio es un remedio seguro, extremedamente barato e innegablemente efectivo cuando se trata de tejidos cancerosos”

La mayoría de nosotros iniciamos nuestras vidas como seres sanos conforme envejecemos, y en gran medida a causa de nuestros estilos de vida poco saludables, bacterias y hongos se acumulan constantemente en nuestro organismo rompiendo el equilibrio saludable en un círculo vicioso cada vez más grave. Las bacterias y hongos envenenan, estresan y debilitan nuestro sistema inmunológico, y está comprobado que la mayoría de las enfermedades inmunológicas y condiciones infecciosas, son causadas o empeoradas por la presencia de bacterias y hongos El Dr. Robert Young manifesta: “Durante años he observado el impacto que provoca lo que ingerimos en el delicado balance del pH de nuestra sangre. Y a través de mis investigaciones he comprobado que la combinación de 4 maravillosas sales de bicabornato (sodio, magnesio, potasio y calcio) ocurre naturalmente en todos los fluidos de un cuerpo sano, con el propósito de mantener el balance alcalino-ácido natural y actuando como anti-oxidantes que retardan el proceso de envejecimiento.

Una adecuada provisión de estas cuatro sales de bicabornato es la mejor protección contra el envejecimiento y toda enfermedad, incluyendo el cáncer, además de que mejoran el rendimiento atlético y al mejorar la salud en general, logran mejorar también el estado de ánimo y las energías. “Durante los recientes juegos olímpicos en Beijing, varios de los principales atletas mejoraron su rendimiento e incluso lograron romper algunos records, ingiriendo 1 cucharada de bicabornato de sodio” Para frenar el envejecimiento y recuperar la salud es necesario revertir el daño del ácido en las células mediante una dieta alcalinizante. Es hora de hacer los cambios necesarios en nuestro estilo de vida para que nuestro cuerpo vuelva a un estado de balance y armonía. Beba al menos un litro de agua por día a la que le haya agregado una cuchara sopera de bicabornato de sodio. Esto ayudará a enjuagar su sistema y a liberarlo de la acidez acumulada.

Para revertir casos de neumonía, asma, sinusitis, haga nebulizaciones de agua con dos gotas de bicabornato de sodio líquido, 2 o 3 veces por día. Para prevenir la acumulación de bacterias en la boca, haga buches con una mezcla de una cucharada de té de bicarbonato de sodio en un vaso de agua. Para eliminar los residuos de químicos de su cabello, agregue una cucharadita de bicarbonato de sodio a su frasco de shampú. Para contrarrestar los efectos de una ingesta ácida, beba antes o después de la misma, un vaso de agua con una cucharada de té de bicabornato de sodio y …. que sean 2 cucharadas si se excedió con el acohol. De acuerdo al Dr. Robert O. Young: “si logramos mantener nuestro cuerpo con un pH alcalino entre 7.3 y 7.4 nos mantendremos libres de enfermedades”

Tome su bicabornato de sodio todos los días… ES VERDADERA PREVENCIÓN


El bicarbonato de sodio en nuestra salud integral

domingo, 18 de septiembre de 2011

El pH, tras la Cura para el Cáncer

El pH, tras la Cura para el Cáncer


En el video que aparece más adelante, Vernon Johnson está mezclando Bicarbonato de Sodio con Melaza en lugar del protocolo original que utiliza miel de maple.
El se ha curado asimismo con el bicarbonato de sodio, al elevar el pH de su orina por encima del nivel de 8.

El nivel de nuestro pH interno afecta cada una de las células de nuestro cuerpo.

La sobre-acidez crónica corroe el tejido del cuerpo, y si se deja sin corrección interrumpirá todas las actividades celulares y sus funciones.

En otras palabras, la sobre-acidez interfiere con la vida misma. Se encuentra en la misma raíz del cáncer.

Video: BAKING SODA Kills CANCER (EL BICARBONATO DE SODIO elimina el CANCER).
Curó de su CANCER en 5 días.



Me siento encantado cada vez que veo algo de Vernon Johnson quien logró subir la alcalinidad (pH) de su orina hasta niveles de 8.5 durante 5 días, y cuando dos semanas después regresó con su oncólogo para unas pruebas de revisión, estas mostraron que sus huesos estaban limpios de cáncer.

“El Cáncer intentó matarme. Después de una lucha y otra, y tres… y cuatro… me dije “¡Basta!” o al menos tenía la esparanza de un “¡Basta!”. Empecé con el Cesium, pero terminé con el Bicarbonato de Sodio. Mi meta era cambiar mi alcalinidad o pH en forma rápìda. Sabía poco o casi nada acerca del pH, o lo que significa alcalinidad o acidez. Afortunadamente lo encontré” escribió Vernon Johnson.

Vernon se encuentra vivo y sano y eso es lo que realmente importa. El es un sobreviviente y no tuvo que gastar cientos o miles de dólares para lograrlo.

La Medicina del pH

Todo mundo debería comprar algunas tiras de prueba de pH y familiarizarse con la parte invisible del pH en sus vidas y no esperar a tener cáncer para hacerlo. La forma de empezar a tratar el cáncer en forma natural, comienza desde ya y no después de que uno a permitido que los oncólogos lo envenen con quimio o radioterapia, ya que entonces también tiene uno que luchar contra los daños ocasionados por los tóxicos efectos secundarios.

El pH de nuestro cuerpo controla la actividad de cada función metabólica que sucede en nuestro cuerpo. El pH está detrás del sistema eléctrico del cuerpo y la actividad intracelular así como en la forma en que nuestro cuerpo utiliza las enzimas, los minerales y las vitaminas.

Yo escribí en mi libro “El Bicarbonato de Sodio, el tratamiento contra el cáncer del hombre rico y el hombre pobre” (Sodium Bicarbonate book Rich Man's Poor Man's Cancer Treatment) que el bicarbonato de sodio es el método honorífico para “acelerar” el retorno a los niveles normales alcalinos del cuerpo. El Bicarbonato de Sodio resulta ser uno de los tratamientos medicinales más efectivo, ya que es el eje de los niveles de alcalinidad-acidez de la fisiología humana. Es bicarbonato de sodio es un tratamiento contra el cáncer “nada que perder, todo por ganar” así como para paliar muchas enfermedades modernas relacionadas con las condiciones de acidez.

El carbonato de sodio es muy conocido por la imagen de la caja del brazo y el martillo (Arm & Hammer's) y es el último remedio de peso que todo profesional de la salud y los padres deberían conocer y usarlo de forma rutinaria.

Las células cancerígenas tienen un bajo nivel de pH rodeando sus tejidos.

Los Oncólogos entienden que el bicarbonate de sodio es necesario para proteger a sus pacientes de la toxicidad y daño ocasionado por los altos niveles tóxicos de los químicos utilizados en la quimioterapia. También saben de la extraordinaria ayuda que representa para sus pacientes que están recibiendo radioterapia ya que protege a los riñones y otros tejidos de los daños radiactivos. Igual que lo hacen los cannabionoides.

Tomado oralmente el NaHCO3 o bicarbonato de sodio, selectivamente incrementa el pH de los tumors y reduce la formación de metástasis espontáneas de metástasis de cáncer de seno en ratas de laboratorio. La terapia con NaHCO3 (bicarbonato de sodio) reduce asímismo la tasa de involucramiento en nódulos linfáticos y significativamente reduce la formación de metátasis en el hígado. El pH ácido mostró un incremento en la emisión de la catepsina B activa, una importante proteína remodeladora de matríz celular.

Existe un avanzado trabajo en la Universidad de Arizona utilizando el bicarbonato de sodio como un potencial tratamiento contra el Cáncer. Robert J. Gillies y sus colegas han demostrado que el pre-tratamiento de ratones con bicarbonato de sodio resulta en una alcalinización del área alrededor de los tumores. (Raghunand 2003). Este tipo de tratamiento ha llevado al descubrimiento de que se incrementa la actividad anti-tumoral de otras drogas anti-cáncer. Esto es muy similar a la reciente publicación de la investigación llevada a cabo que involucra inyectar O2 (oxígeno) directamente en los tumores, mostrando que la administración directa de O2 también facilita la acción de la quimioterapia.

Este año, estos mismos investigadores reportaron que el bicarboanto de sodio incrementa el pH de los tumores (los hace más alcalinos) inhibiendo las metástasis espontáneas (Robey 2009). Se demostró que el bicarbonato de sodio tomado en forma oral incrementa el pH en los tumores y reduce la formación de metástasis espontáneas en ratones con cáncer de seno. Incluso reduce el nivel de los nódulos linfáticos involucrados.

Utilizando el bicarbonato de sodio cuando se está luchando contra el cáncer, no depende en la teoría de Simoncini que sostiene que el cáncer es un hongo, pero si ayuda a entender como las infecciones por hongos están comúnmente relacionadas con el cáncer. Creo que Simoncini no quiere decir que el cáncer es ocasionado por hongos. Lo que está diciendo es que es un hongo o está acompañado por hongo y moho.

Realmente no importa lo que creamos, ciertas sustancias como el bicarbonato de sodio tiene un fuerte e innegable efecto en la fisiología humana que no depende de nuestro sistema de creencias. No hay nada psicosomático acerca del bicarbonato de sodio; no califica como un placebo y solo los tontos se rehúsan a reconocer su importancia en la medicina general, pediatría y oncología. Allí está el bicarbonato de potasio, usado también como un medicamento nutricional y el bicarbonato de magnesio en los océanos que no es fácil de encontrar en su forma de cristales sólidos. Algunos de los mejores productos tienen estos minerales adicionados con calcio.

lunes, 12 de septiembre de 2011

Eduardo de Valfierno: el argentino que vendió 6 veces la "Mona Lisa"

Eduardo de Valfierno: el argentino que vendió 6 veces la "Mona Lisa"




del diario Clarin, seccion cultura...

21/08/11 Ayer se cumplió un siglo de su golpe maestro: el robo de “La Gioconda” de Da Vinci.

Por Ezequiel Martínez

Ya nadie recuerda a Eduardo de Valfierno. Quizás porque murió allá por 1931 de manera tan clandestina como anduvo por la vida. O acaso porque el tiempo destiñó toda certeza sobre su historia. Excepto una: Eduardo de Valfierno, autor intelectual del robo del retrato más famoso de todos los tiempos, era argentino.

En 2004 su apellido se transformó en novela ( Valfierno de Martín Caparrós, ganadora del Premio Planeta), pero pasarían varios años hasta que su nombre ingresara en los archivos policiales del caso que desperezó al mundo hace exactamente un siglo, la mañana del martes 22 de agosto de 1911, al descubrirse que La Gioconda de Leonardo da Vinci había desaparecido del Museo del Louvre. Al escándalo le sucederían 2 años y 111 días de incredulidad y vergüenza: durante todo ese tiempo, el paradero de la Mona Lisa fue un absoluto misterio.

La trama comenzó el domingo 20 de agosto de 1911, cuando un carpintero italiano entró al Louvre poco antes de la hora de cierre. Se llamaba Vincenzo Peruggia y llevaba una existencia a media asta: pobre, solitario y de pocas luces, se mudó a París con la esperanza de lograr algo que se pareciese a un porvenir. Allí empezó a realizar trabajos temporarios en el Museo. Gracias a aquel servicio se acostumbró a las rutinas de los guardias, conoció las salidas y escondrijos más próximos al Salón Carré, donde se hospedaba la pintura de la sonrisa melancólica.



Valfierno había llegado a París después de varias estafas en Sudamérica junto a su socio Yves Chaudron, un virtuoso falsificador de obras maestras. En Francia se adosó el título de marqués y comenzó a planear su golpe más ambicioso. La eficacia de Valfierno residía en su paciencia: a Chaudron le llevó catorce meses concluir seis copias impecables de la Mona Lisa , mientras Valfierno iba detectando a media docena de millonarios dispuestos a hipotecar su imperio con tal de tener aquel retrato colgado en la pared. La obra original era lo que menos le interesaba al estafador argentino. Sólo necesitaba que la noticia del robo recorriera el mundo para vendérsela a sus potenciales compradores.



No tardó en convencer a Vincenzo Peruggia de cometer el robo. El domingo 20 de agosto el carpintero se ocultó en un pequeño depósito de herramientas próximo al Salón Carré y pasó allí la noche. Al día siguiente, un lunes, las puertas del Museo permanecieron cerradas al público. Vincenzo salió de su escondite, descolgó la pintura de la pared, la despojó de su escudo vidriado y de su marco aristocrático, la ocultó bajo su guardapolvo y atravesó la salida como un operario más.



Cuando un guardián notó el espacio vacío pensó en una nueva sesión de fotos: el Louvre había inaugurado un estudio fotográfico y la célebre dama de Leonardo era una de sus modelos más solicitadas. Pasaron las horas y pasó el día y el guardia no preguntó nada, no avisó nada. Recién el martes 22, cuando el Museo reabrió para el público, se advirtió que La Gioconda y su sonrisa habían desaparecido. La noticia, tal como había previsto Valfierno, se divulgó hasta en las naciones más minúsculas, pero el estupor fue mayúsculo. Al robo, fatalmente irresuelto, le siguió el luto y la resignación.

¿Dónde estaba la pintura? Pues a pocas cuadras del Louvre, en la modesta habitación del hotel donde se hospedaba Vincenzo. El argentino no volvió a tomar contacto con el carpintero italiano, que siguió con su vida oscura sin saber muy bien qué hacer con esa obra maestra que había ocultado debajo del falso fondo de un baúl destartalado. Hasta que en el otoño de 1913 leyó en un diario italiano un anuncio que sacudió sus nervios de gelatina. Un anticuario de Florencia compraba “a buen precio objetos de arte”. Lo contactó y el anticuario, escéptico pero intrigado, le respondió citándolo en Florencia para el 22 de diciembre. Peruggia fue al encuentro, le mostró la pintura y el comerciante, anonadado, dio parte a las autoridades.

La noticia del hallazgo recorrió el mundo y el domingo 4 de enero de 1914 la Mona Lisa ya volvía a sonreír desde en el Salón Carré del Museo del Louvre. En Florencia, la justicia condenó a Vincenzo Peruggia a un año y quince días de prisión. Salió a los siete meses: para los italianos se había transformado en una suerte de romántico héroe nacional que había intentado devolver a su patria a La Gioconda . No se supo mucho más de él hasta su muerte, en 1947.

¿Qué fue de Valfierno? El argentino habría pasado una existencia sin sobresaltos hasta su muerte en los Estados Unidos, en 1931. Pero antes, empalagado de soberbia, le confesó a un amigo, el periodista norteamericano Karl Decker, el origen real de su fortuna. Aportó datos, fechas, descripciones y hasta el nombre de los seis millonarios a los que había estafado, con la única condición de que la historia se divulgara después de su muerte y su vida misma fuese leyenda.

Descarga del libro:
http://www.4shared.com/get/yR30Q8xi/16152.html


TINTA CHINA: Eduardo de Valfierno: el argentino que vendió 6 veces la "Mona Lisa":

sábado, 10 de septiembre de 2011

Inspiration from Steve Jobs

Inspiration from Steve Jobs

With Apple CEO Steve Jobs being in the news this week, I read a few articles about him. He had a couple of quotes that I really thought were interesting. Here's the first one:

"When you first start off trying to solve a problem, the first solutions you come up with are very complex, and most people stop there,"
he told Newsweek in 2006. "But if you keep going, and live with the problem and peel more layers of the onion off, you can often times arrive at some very elegant and simple solutions."

This is amazingly perceptive and truthful to me. It applies to story and it applies to drawing. Your first instinct when trying to solve a drawing problem or a hole in your story is to add layers of complexity. Oftentimes the best solution is really rather simple and involves removing complexity instead of adding it. And it's worth remembering that often the first solution we think of is the most complicated, but if we keep at it, examining the problem from different angles and trying different solutions, we can come up with a better solution that would have been impossible for us to see at the start.

As someone once said, "writing is re-writing". I have always found this to be absolutely true. I have always found that "drawing is re-drawing" as well.

I think Hemmingway once said "The first draft of anything is shit." This has also always been true in my experience.

Okay, the second quote that struck me was this:

"Your work is going to fill a large part of your life, and the only way to be truly satisfied is to do what you believe is great work. And the only way to do great work is to love what you do," he once told Stanford grads. "If you haven't found it yet, keep looking. Don't settle. As with all matters of the heart, you'll know when you find it. And, like any great relationship, it just gets better and better as the years roll on."

"Loving what you do" has a unique meaning in the animation business. To me, there are three parts to consider about the job we do when talking about "loving what we do":

The first component of "what we do" is the artistic struggle of (and satisfaction you get from) producing your own work and judging it against your own taste and artistic standards. This part would be the storyboards you draw, the scenes you animate, the backgrounds you paint, etc. The artwork you are personally creating during the making of the film or show.

The second component of "what we do" is submitting our work to the directors, producers and our peers, and working with them as we hone our work, improve it and alter it to fit appropriately within the larger scheme of the project.

The third component of "what we do" is the project as a whole (the entire film, TV show, video game or whatever) and our satisfaction or disappointment with how it turns out.

So there are a lot of aspects that go into our attempt to "love what we do". Some of them are under our control and some are not. All of us lose sleep over what we do and lay awake at night worrying about our jobs and the projects we are working on (at least I do, and I assume everyone else does too). And in my experience, people spend more time agonizing over and lose more sleep over the parts of the project that are out of their control than the parts they do control.

It always saddens me a bit to see how many people on the internet identify themselves as "bitter animators" and the like, and how many people write in an angry and bitter way about animated projects they've worked on (or in some cases haven'tworked on but still hate the film with a passion, either because they think it's bad or they hate the people that made it). I completely understand how painful it can be to spend years of your life and countless hours late at night on a project that didn't turn out the way you hoped it would. The majority of films I've worked out haven't turned out as well as I had hoped. A very small number of them actually turned out anywhere near as good as I hoped they might. On all of the films I've worked on, I spent multiple years working on each one and sacrificed plenty on all of them in an effort to try and improve them as much as I could within the scope of my responsibilities.

I think a big part of why I don't look back on those projects with regret about the time I spent on them is that I always spoke up openly about what I thought was wrong and could be better. Most of the time people disagreed with me and didn't see the problems the same way I saw them. They didn't always agree with the solutions I was proposing. Fair enough. But because I spoke up and expressed my honest opinions I was able to sleep at night knowing that at least I had tried to help and I hadn't kept my feelings bottled up inside, festering away.

I think a lot of the time when people become bitter it's because they aren't speaking up about the problems they see. Sometimes it's because they're afraid they'll look like a fool and sometimes they're afraid they'll be fired. Certainly I've worried about both and risked both as well. But I've always found at Disney that if I spoke up in a respectful way - without insulting or belittling the project I was discussing, or the people making it - people didn't get angry at me because they could tell I was just trying to make things better. They haven't always agreed with me but they only rarely got mad at me. And I'm still there after 17 years. So from my limited experience that approach has worked, anyway.

There has always been plenty for me to love and get satisfaction out of in my time at Disney. Even when I didn't agree with the way the film was going I could always throw myself into working on my drawing, boarding my assignments to the best of my ability and learning more about drawing and film making and developing characters and putting all of that into my boards. I can honestly say that I love the job of storyboarding and working with a story crew so I can say that I really am fortunate enough to have a job that I love. And at the very least, even in my worst experiences when everything seemed hopeless and pointless, I was still being paid to draw every day and that's no small thing. I've also been fortunate enough to have always worked with the most amazing people in the world and that's no hyperbole. I've enjoyed every story crew I've ever worked with and I look back on every film I've worked on with fondness for the board artists and amazement of how much fun we had, even when things were at their most frustrating.

Abraham Lincoln said, "If you look for the bad in people expecting to find it, you surely will". Every job has its ups and downs and, as artists, we are especially prone to getting frustrated and disillusioned. But within all of us there was once a younger, more idealized person who got into this business because we wanted to do good work and learn how to be a better artist. No matter how frustrated you are with your job, those things are still within your control and nobody can keep you from doing your best work or learning to be a better artist: that's entirely within your control.

No matter what, nobody except you can keep yourself from learning, and growing, and finding satisfaction in the work you do, and those things are very important keys to leading a happy life...at least in my experience!

Temple of the Seven Golden Camels: Inspiration from Steve Jobs: